En blanco y cerrado
Hagiografía de San Mateo Apóstol

 

 

 

 

 

San Mateo, apóstol, evangelista, mártir.

Hagiografía

Mateo, significa “regalo de Dios.” Proviene etimológicamente del griego Mathaios y éste, del arameo Mattai, una forma corta del hebreo Mattan Yah, que significa ‘don de Yah’ –el Dios Yahavé. Se llamaba también Leví y era hijo de Alfeo. Su oficio era el de recaudador de impuestos o publicano, cargo y condición muy odiados por los judíos, pues se trababa del cobro de tributos que iban a parar a las arcas del ocupador romano, consiguiendo los publicanos, de paso, enriquecerse fácilmente con las sustanciosas comisiones. Una vez encontró a Jesús, dejó Mateo su ambición de dinero para siempre, dedicándose por completo a buscar la salvación de las almas y el Reino de Dios.

Ejercía su oficio en Cafarnaún. Jesús pasaba en esa ciudad muchos momentos y en ella obró grandes milagros. Mateo debió escuchar al Maestro varias veces y se debía sentir impresionados de su modo de ser y de sus enseñanzas. Un día, estando en su puesto de cobranza, vio aparecer frente a él nada menos que al divino Maestro. “Partido de allí Jesús, vio a un hombre sentado en un banco llamado Mateo y le dijo: ‘Sígueme.’ Y él se levantó y lo siguió.”

Mateo, según los tres evangelio sinópticos, aceptó sin más la invitación y, renunciando a su empleo tan productivo, se fue con Él, no a ganar dinero como hasta entonces sino almas. San Jerónimo ponderaba la llamada de Jesús a Mateo como la invitación que todo pecador recibe de Dios a dejar su vida anterior y seguir a Dios mediante la conversión.

Mateo dispuso despedirse de su vida de empleado público dando un banquete a sus amigos, resultando el invitado de honor Jesús con sus apóstoles. Reunida la flor y nata de los pecadores y publicanos para la ocasión, los fariseos se escandalizaron horriblemente y llamaron aparte a varios apóstoles para protestar por la actuación de Jesús. “¿Cómo es que vuestro Maestro se atreve a comer con publicanos y pecadores?”

-“No necesitan de médico los que están sanos, sino los que están enfermos. Yo no he venido a buscar santos sino pecadores. Y a salvar al que estaba perdido.”

Mateo, desde entonces y escogido como uno de los doce, va siempre al lado de Jesús. Presencia sus milagros y sigue sus enseñanzas, recibiendo el Espíritu Santo en Pentecostés. Es mencionado en los Hechos de los Apóstoles, aunque apenas se ofrece información sobre él (Hechos 1:13). Con ocasión del estallido de la terrible persecución contra los cristianos en Jerusalén, los judíos le propinaron treinta y nueve azotes por afirmar y predicar la resurrección de su Maestro. Según algunas fuentes, abandonó Palestina en el año 42 y partió a Egipto a proseguir la evangelización, llegando a Etiopía donde sufrió martirio. A él se refieren Eusebio de Cesarea, Rufino y Epifanio de Salamis –obispo de Chipre- quien sostiene que no murió en Etiopía sino en Hierápolis (Partia, en la actual Turquía).

San Mateo es especialmente conocido por su Evangelio. Corto escrito de tan sólo veintiocho capítulos y apenas cincuenta páginas que ha sido la delicia de apologetas y predicadores durante más de veinte siglos. Copia los sermones más famosos de Jesús, entre los que destaca el más bello de todos: el de la Montaña. Narra milagros muy interesantes y describe de manera impresionante la pasión y muerte de Jesús. Termina contando su resurrección gloriosa.

Para los exegetas, el fin del evangelio de Mateo es probar que Jesús sí es el Mesías o Salvador anunciado por los profetas y por el Antiguo Testamento. Fue escrito especialmente dirigido a los judíos cuya conversión perseguía, siendo redactado en su idioma: el arameo.

La Comisión Bíblica del año 1911 declaró que el apóstol Mateo era “redactor de un evangelio escrito en lengua palestina, y no solo de una recopilación de relatos” y se reconoció su autenticidad e integridad. Sin embargo no faltan en la investigación reciente quienes sostienen que Leví, el apóstol Mateo y el evangelista Mateo fueron tres personas distintas.

Supuestas reliquias de Mateo aparecieron en la Edad Media en Paestum, en el sur de Italia; se conservaron desde el año 954 en Salerno y a partir de 1084 en la catedral de S. Matteo. Actualmente siguen siendo objeto de veneración de miles de peregrinos.

Retablo de San Mateo y San Lorenzo de Martín Gómez “El viejo”. S.XVI

Fiesta: 21 de septiembre para la Iglesia católica de rito romano y 16 de noviembre para la católica de rito bizantino y la Iglesia ortodoxa.

Representación: como apóstol, con un ángel acompañándolo (su atributo universal como evangelista, en referencia al tetramorfos de la visión de Ezequiél), con cáliz, libro, bolsa de caudales, hacha, espada, ábaco, bandera procesional, con el Hijo del Hombre.

Patrón: de la ciudad y la diócesis de Salerno, en Italia. En España es muy festejado en las ciudades de Logroño, Oviedo y Cuenca, sin ser patrón de ninguna de ellas y por diversos motivos. A su patronazgo se acogen aduaneros, empleados de Hacienda, tenedores de libros… y también es abogado de bebedores, contra el alcoholismo.

 

 

Breve biografía de Alfonso VIII

 

 

ALFONSO  VIII,   Rey de Castilla  (1155-1214)
Conquistador de la ciudad de Cuenca.

    
Nace en Soria en 1155. Hijo de sancho III y de Blanca de Navarra, subió al trono a los tres años. Su minoría de edad avivó las luchas entre las facciones rivales de los Castro y los Lara, que se disputaban su tutela e influencia. En 1170, se casó con Leonor, hija de Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania.

Alfonso VIII, en versión ideallizada del S. XVIII

Su reinado estuvo marcado por la lucha contra los almohades. Conquistó Cuenca, organizándola como ciudad y cabeza de obispado, dotándola de avanzado fuero.

Fue derrotado en Alarcos. Al final, con su gran victoria en las Navas de Tolosa (Jaén), consolidó el reino y conjuró el peligro musulmán. En esta batalla se enfrentaron las tropas de Castilla, de Aragón y de Navarra al potente ejército musulmán: almohades, beréberes e incluso Kurdos enviados por el califato de Bagdad.

Posteriormente, incorporó Álava y Guipúzcoa al reino de Castilla. Murió en Gutierre-Muñoz (Ávila) en 1214. Sus restos reposan, junto con los de su esposa, en el monasterio de las Huelgas de Burgos.

 

Privilegio concedido a Cuenca por Alfonso VIII

 

DOCUMENTOS DEL ARCHIVO MUNICIPAL
Elena Lázaro Corral, archivera que fue municipal.

Del programa de San Mateo de 1977 (VIII Centenario de la Reconquista)

 

            Numerosos documentos de excepcional importancia histórica, se conservan en este Archivo, siendo de sumo interés los relativos a diversos Privilegios otorgados por los Monarcas castellanos, a raíz de la reconquista de la ciudad en 1177, y posteriores confirmaciones de los mismos.

            Entre ellos figura el que hoy se reproduce. Tiene el número 1 en el Archivo municipal conquense y se refiere a la carta de donación a Cuenca (es copia de la misma), por el rey Alfonso VIII, su conquistador, de Viana y otros lugares, en el año 1190 (Era de 1228).

Privilegio del Rey Alfonso VIII. Año 1190

A continuación se procede a la trascripción, en castellano, de esta carta de donación, cuyo original está escrito en latín. Dice Así:

EN EL NOMBRE DEL SEÑOR, AMEN

Se hace saber a todos los presentes y venideros que yo Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castilla y de Toledo juntamente con mi mujer Leonor reina y con mi hijo Fernando otorgo carta de donación, concesión y estabilidad con validez perpetua a vosotros todo el Concejo de Cuenca presente y futuro y a vuestro hijos y a vuestros sucesores a saber: Os doy y concedo por término las aldeas que se llaman de esta manera: Mantiel, Cereceda, La puerta Viana, Selanella, Piedreluche de Suso, Ábretela, Palomarejos, Huerta Vellida, todos íntegramente con todos sus términos, pastos, montes y aguas y con todas sus derechuras y pertenencias para que por derecho hereditario las tengáis para siempre y las poseáis irrevocablemente y si alguno se atreviere a quebrantar o disminuir esta carta incurra plenamente en la ira de Dios Todopoderoso y sea condenado a las penas del infierno con Judas el traidor del Señor y pague en caución a las arcas reales cien libras de oro purísimo y a vosotros os restituya el doble daño que os hubiere ocasionado.

Hecha la carta en Cuenca era de mil doscientos veintiocho en las Kalendas de febrero en el segundo año después que el serenísimo Alfonso rey de Castilla y Toledo ciñó con el cíngulo de la milicia a Alfonso rey de León y el dicho Alfonso rey de León besó las manos del dicho Alfonso rey de Castilla y luego pasados pocos días el ya nombrado Alfonso ilustre Rey de Castilla y Toledo ciñó por nuevo caballero al hijo del Emperador de los Romanos, llamado Conrado y le entregó por mujer a su propia hija Berenguela, y yo el Rey Alfonso reinante en Castilla y Toledo esta carta que mandé hacer la rubrico y confirmo con mi propia mano. Gonzalo Arzobispo de la Iglesia de Toledo y Primado de las Españas confirma, Juan Obispo de Cuenca confirma, Gonzalo Obispo de Segovia confirma, Martín Obispo de Sigüenza confirma, Martín Obispo de Osma confirma, Domingo Obispo de Ávila confirma, Conde Pedro confirma, Conde Fernando Núñez confirma, Conde Fernando de Galicia confirma, Rodrigo Gutiérrez mayordomo de la Curia real confirma, Diego López Alférez del Rey confirma, Gómez García confirma, Ordoño García confirma, Pedro Rodríguez de Castro confirma, Gutiérrez R. confirma, Guillermo González confirma, Ramiro de Barca confirma, Lope Díaz merino del Tey en Castilla confirma, Maestro Ariza notario del Rey – Gutiérrez Rodríguez actual canciller la escribió.

Rodado,
SIGNVM ALDEPHONSIS REGIS CASTELLAE

Estampa Medieval de Victor de la Vega publicada en el programa oficial de 1977

 

 

Escudo y títulos de la Ciudad de Cuenca

 

 

ESCUDO Y TÍTULOS DE LA CIUDAD DE CUENCA
Del programa de San Mateo de 1977 (VIII Centenario de la Conquista)

 

El rey Alfonso VIII dio por armas y blasón a Cuenca, una estrella de plata sobre un cáliz de oro, en campo rojo.*

            La interpretación que da a ambos símbolos el arte heráldico, de acuerdo con la tradición, es: que la estrella de plata se la concedió por haber comenzado el sitio de la ciudad de Cuenca el día de la Adoración de los santos Reyes Magos; que el cáliz, tomado por copa regio, se lo por gratitud a Dios y en recuerdo del oro ofrecido por dichos santos Reyes, y que, tomado por vaso sagrado, era reconocimiento y memoria del Apóstol san Mateo, en cuyo día se rindió Cuenca, puesto que antiguas iconologías sagradas ponen el cáliz como distintivo de este Evangelista; y que el campo rojo denota la mucha sangre que se derramó en nueve meses de combates y asaltos.

 *En el argot heráldico sería: en campo de gules, cáliz de oro surmontado de estrella de plata y corona real abierta por timbre.

            Fue concedido al Ayuntamiento de Cuenca el título de “Ilustrísimo” en el año de 1793 y por Real Decreto de 31 de mayo de 1881 el rey don Alfonso XII le otorgó el de “Excelencia”.

            Tiene además la ciudad de Cuenca los títulos de “Muy Noble y Muy Leal”, a virtud de concesión por Real Cédula de don Enrique IV, en el año 1465. El título de “Fidelísima y Noble”, por Real Carta de don Felipe V, de 19 de septiembre de 1710; el de “Heroica”, por otra Real Carta del mismo rey, de 11 de mayo de 1727; y el de “Impertérrita”, por Real Orden de 14 de septiembre de 1843.

Alegoría heráldica de Víctor de la Vega

 

 

Transcripción primer pregón 1581

 

SOBRE INSTITUCIÓN de festividad cívico-religiosa en el día de SAN MATEO, como aniversario de la conquista de Cuenca por don Alfonso VIII.

ARCHIVO MUNICIPAL. Año 1581- Legajo 1.131 – Expediente 8
Trascripción de 1977.

Testimonio del pregón que se dio en 19 de septiembre de 1581 para la celebridad del día del Señor San Matheo, con los atabales y trompetas de la Ciudad.

“Pregón que se dio de la institución de la fiesta de San Matheo a 19 de septiembre de 1581 años.

El muy Ilustre don García Busto y Villegas, Corregidor de las Ciudades de Cuenca, Huete y sus tierras por su Majestad. Hago saber a todos los vecinos y moradores de esta Ciudad como el Ilustrísimo Sr. Obispo de Cuenca y los muy ilustres Sres. Cabildo de la Santa Iglesia y Regimiento han instituido y ordenado de hacer y celebrar la fiesta del glorioso y bienaventurado apóstol y evangelista San Mateo, en cuyo feliz día fue nuestro Señor servido, que estando esta Ciudad poseída de moros fuese ganada y restituida por el cristianísimo Rey Don Alonso el noveno*, y teniendo presente la gran merced que nuestro Señor en tal día nos hizo, para que con más devoción se celebre y solemnice su fiesta, así en lo espiritual como en lo temporal; se manda que el miércoles en la noche, todos los vecinos de esta Ciudad pongan luminarias en las ventanas y se hagan hogueras por las plazas y calles y que otro día jueves, que será el día de este glorioso Santo, todos los Cabildo y Cofradías vayan con sus pendones y cruces a las ocho de la mañana acompañando las cruces de sus parroquias a la Iglesia mayor de donde ha de salir la procesión solemne dando gracias a Nuestro Señor por tan gran merced.

Asimismo se ha ordenado por la ciudad que en cada año haya fiesta de toros la vispera de este glorioso santo y el día haya regocijos y máscaras a cabo lo cual se deja de hacer esto por las graves causas que lo impiden.

En la Ciudad de Cuenca a diez y nueve días del mes de septiembre de mil e quinientos ochenta y un años por voz de Juan Martínez, pregonero público de la dicha Ciudad por mandado de la Ciudad (digo justicia) e Regimiento de ella, y yendo acompañado para dar el pregón de lo infrascripto los atabales y trompetas de la dicha Ciudad e Francisco Calderón e Alonso Mejía, alguacil de ella, en `presencia de mí: Diego de Cetina, escribano de su Majestad e mayor del Ayuntamiento de ella, en la Plaza Mayor de la dicha Ciudad e junto a la casa de la cárcel Real de ella e plazuela de San Andrés e Santo Domingo, Puerta Valencia y carretería e puenseca y las demás plazas y cantones de la dicha Ciudad donde semejantes cosas se suelen publicar , por dicho Juan Martínez, pregonero público en alta e inteligibles voces de manera que todos los podían entender fue pregonado, declarado y especificado el pregón de suso referido, e lo que por él la dicha Ciudad instituía y mandaba a los vecinos de ella, hiciesen en celebración de la fiesta del bienaventurado apóstol y evangelista San Mateo de verbo ad verbum como en él se contiene, hallándose al dard e él los dichos alguaciles, atabales y trompetas de la dicha Ciudad como cosa que por ella se mandaba hacer y otras muchas personas vecinos de Cuenca. En presencia de mí: Diego de Cetina, Escribano Mayor”.

*Conceptuado en la época de la Reconquista como Alfonso IX. Al suprimirse de la lista de los reyes de Castilla a Alfonso de Aragón, que casó con doña Urraca, hija de Alfonso VI de Castilla y se subtituló Alfonso VII,  al conquistador de Cuenca, se le asignó el ordinal VIII de los de su nombre.

 

 

 

Anecdotario: Curiosidades

 

 

ANECDOTARIO y curiosidades

-Hasta hace pocas décadas las vacas que se corrían no eran bravas, sino de labranza. Procedían generalmente de Buenache de la Sierra y de Zarzuela. Venían a pie desde sus pueblos de origen y, al acabar los festejos, volvían igualmente a sus sitios de procedencia.

-Años ha habido en que en vez de vacas se han soltado novillos. También se han llegado a soltar varias reses a la vez.

-Hasta 1958 en que se prohíben, se usaban engaños, muñecos de cartón y trapo, peleles, etc. Aún quedan fotos de éstos “personajes” de paja empitonados y lanzados por los aires.

-Ese mismo año, una de las vacas se escapó y hubo que ir hasta Buenache hasta donde ella sola se había dirigido.

-En 1951 se organizó un “desfile de cuadrillas” en que participaron los maromeros junto con los más variopintos personajes del “Vaticano” y de la ciudad.

-Por entonces se colgaban carteles de chufla, que simulando a los taurinos, ponían en solfa a los personajes de entonces.

-Entroncando con aquellos cartelones, en 1983, surgió la “Gaceta Vaticana” que se colgaba en el bar Mangana y que alegró las mañanas de san Mateo durante una década.

-En 1965 el Ayuntamiento acordó la suspensión de la vaquilla por “pésima organización y debilidad de las reses”.

-Tres años más tarde se trasladó el festejo a la plaza de toros, debido a las obras de pavimentación de la Plaza Mayor, con la intención de celebrarla en aquélla todos los años si daba buen resultado. El desastre fue descomunal y el alcalde y los concejales de entonces fueron abroncados y hubieron de oír de todo.

-En 1973, una vaca burraca (negra con manchas blancas) fue indultada, pasando a ser considerada una de las “de leyenda” junto con otras famosas como “Marisol” o “Pajarita”.

-También ha habido años de tragedia. Al menos, dos muertos se recuerdan como consecuencia de la suelta de vaquillas.

-En 1977, con ocasión del VIII centenario de la Reconquista, hubo una semana de festejos. Se amplió el recorrido a calles como Obispo Valero, plaza de Ronda, subida a Mangana… y se acondicionaron nuevas cuadras que, por cierto no dieron resultado. También desfiló desenfundado el Pendón de Alfonso VIII. Por cierto, hecho jirones que hubo que enmarcar protegidos por un cristal.

-En 1979 se crearon las primeras peñas: Marisol, Korynto, Marín, Vaticano… y Botes, que es la única que pervive.

-A casi todas las peñas de entonces dedicó pasacalles el maestro Julián Aguirre Belmar “El Maño”. En 2006 le dedicó un pasodoble a El Mandil el director de la Banda, Juan Carlos Aguilar Arias.

 

Anecdotario: Sobre el Pendón

 

 

ANECDOTARIO sobre el Pendón

Algunas de estas curiosidades se han extraído de textos y conversaciones con HELIODORO CORDENTE “Dorito”. El insólito documento gráfico en que se muestran los restos originaes del Pendón, procede del ya fallecido ANTONIO PORRAL.

-Según la tradición, el Pendón es el estandarte con que Alfonso VIII entró victorioso en la ciudad.

-Custodiado durante todo el año por el Cabildo catedral, éste lo entrega al Ayuntamiento de Cuenca para que, desde la víspera hasta el día de san Mateo campe en las Casas consistoriales. La procesión cívica desde la Iglesia mayor hasta el Ayuntamiento constituye un ritual que se ha venido desarrollando durante siglos. Quizá desde la época de Alfonso VIII.

-Hay constancia documental de este ceremonial desde 1582, año en que se dictan unas normas al respecto. En ellas ya se dice que “conforme a la costumbre” se entregue el estandarte con que tal día se ganó la ciudad al Guarda de la misma.

-En 1591 se entabla una disputa entre el Concejo municipal y el Cabildo catedral, a causa de la muerte del marqués de Cañete, Guarda de la ciudad y custodio del Pendón que depositaba en la Catedral. Por una parte el Corregidor reclamaba la enseña en nombre de S.M. el Rey alegando pertenecerle y, por otra, el Cabildo alegaba que el propio Alfonso VIII lo había donado a la Iglesia. Para evitar su sustracción, el deán y los capitulares decidieron guardarlo a buen recaudo en entre la sacristía y el Sagrario de la Catedral.

-Fue entonces cuando los regidores propusieron al corregidor ordenase sustituir el antiguo y originario Pendón por un estandarte más nuevo que poseía el Ayuntamiento, en el que se estampaban las imágenes de Nuestra Señora y de san Julián con sus armas. Desde entonces sería éste con el que el Ayuntamiento acudiría a todas las procesiones y actos solemnes.

-Puede inferirse que, desde aquella disputa, el primitivo Pendón quedase en poder del Cabildo, ignorándose su paradero, y que el nuevo estandarte sea el que en la actualidad se porta en la fiesta de san Mateo.

Única fotografía que se conserva de los restos del Pendón, desenfundado en 1977 con motivo del VIII Centenario de la Reconquista

-Siempre lo hemos conocido enfundado, por lo que hasta hace pocas décadas era portado “correctamente” al hombro. Últimamente se ha impuesto la costumbre de portarlo “incorrectamente” enarbolado –es decir, derecho-, postura que no admiten los exigentes vexilólogos en el desfile de banderas que no ondeen al aire, y menos si van enfundadas y ocultas.

-Por cierto, como enseña Real que es, posee honores de ordenanza correspondientes a Capitán General. Puede ser recibido y despedido con la Marcha Real y escoltado por dos oficiales de cualquiera de los dos Ejércitos o de la Armada, con el sable desenvainado.

-En el día de san Mateo de 1983, el Gobernador militar le rindió honores de ordenanza junto con un destacamento de la pequeña guarnición de la ciudad que desfiló acompañándolo.

-En 1977, con motivo del VIII centenario de la Reconquista, se pensó en portarlo desenfundado. En los preparativos, se comprobó el lamentable estado del tejido, por lo que, tras enmarcarlo y protegerlo bajo cristal, desfiló finalmente portado por los maceros del Ayuntamiento. Entretanto el concejal más joven, José Luis Álvarez Bel, portó el asta enfundada.

-No siempre fue portado por el concejal más joven de la Corporación. Anteriormente lo era por el más antiguo, y mucho antes, como hemos visto, por el Guarda mayor o su Teniente.

-El Pendón ha sido motivo de disputas en más de una ocasión. Una reciente fue en 1983, al ser recogido por el concejal más joven, Cruz Fernández Mariscal en este caso, fue devuelto por Rafael Palacios Portalés, alegando que Cruz había llegado tarde a la ceremonia. Otra polémica se motivó en 1989 cuando el 20 de setiembre se asomó la enseña al balcón y se propuso que cada año fuese por el representante de una peña diferente.

-Desde hace algo más de un lustro, una réplica del Pendón se cuelga, como repostero, de la balconada de las Casas consistoriales.

-En 2007 fué portado por primera vez por una mujer que, además es la responsable de festejos: Paula Latorre Cañizares.

-Tres han sido los miembros de la Peña El Mandil que, siendo en su momento los concejales más jóvenes, han portado el Pendón: SILVERIO OSA CARVAJAL, PEDRO JOSÉ GARCÍA HIDALGO y MARIO FERNÁNDEZ GARCÍA.

 

 

Anecdotario: Curiosidades de la Peña el Mandil

 

 

CURIOSIDADES sobre la Peña El Mandil.

Algunas de ellas serán desconocidas incluso para más de uno de sus integrantes.

 -Reinstaurada a comienzos de la década de los noventa del pasado siglo, la Peña El Mandil se siente heredera de otra muy anterior existente en Montilla, Córdoba, de la que formaron parte antepasados de un actual miembro de la de Cuenca.

-La de Montilla se denomina en la actualidad “Asociación Gastronómica y Vínica El Mandil”. Su Secretario visita Cuenca con relativa frecuencia y resulta proverbial su simpatía arrolladora. Sus teléfonos y contactos están a disposición de todos los miembros de El Mandil de Cuenca.

-Existe otra Peña del Mandil en Garrovillas de Alconetar, pueblo de los campos de Alcántara, en Cáceres. Poco más sabemos de ella.

-Cuando se formó en Cuenca, la integraban cuatro miembros, si bien, el mandil solo lo portaban tres de ellos, porque al otro le daba vergüenza colgárselo.

-Comenzó a funcionar “en serio” en 199?, cuando se acordó ampliarla a doce miembros, alquilando una pequeñísima cuadra existente en la calle del Clavel, donde, por cierto, todas las tardes introducían los maromeros a la vaca.

-Aquél local medía apenas media docena de metros cuadrados. Y en los momentos de riesgo, se metían allí los doce integrantes, mas los maromeros, mas la vaca, mas Lucas Aledón que abultaba más que todos juntos. No pocos animales salían con más prisa que entraban, presas del pánico de morir por aplastamiento.

-Un queridísimo miembro de aquel entonces, nos dejó en 2006, como consecuencia de un trágico y mortal accidente de tráfico: FERNANDO GUADALAJARA CARDETE “Makoky”, de cuya pérdida no consigue la Peña sobreponerse.

-A finales de los noventa se decidió cambiar la sede a la actual cuadra de “Medialuna” en la calle Colmillo, alquilando además una habitación y un balcón a la placetilla. Fue entonces cuando se decidió ampliar el número de integrantes a veinte, acordándose no admitir más miembros hasta fallecimiento o baja de alguno de los inscritos.

-El bar-restaurante Mangana se considera, asimismo, sede de la Peña. En sus balcones se cuelga el contador de días, se celebran las comidas de más rumbo tanto en Vaquilla como el resto del año y se toma café todos los días. Uno de sus salones –el del segundo piso- se encuentra reservado para uso de la Peña y de sus numerosos invitados. La cámara bajo cubierta sirve, además, de desahogo cuando los codazos hacen peligrar la integridad física de los presentes.

-Todos los miembros gozan de la condición de Presidentes, a excepción de dos que actúan como Ministros: el Tesorero y el Intendente.

-Como Peña, no participa en ningún acto oficial, si bien sus integrantes pueden hacerlo a título particular si lo desean. Tampoco puede aceptar subvenciones de ningún organismo. Se financia con las cuotas y derramas con que el Tesorero consigue exprimir a los inscritos, si bien admite de buen grado cuantas aportaciones “en especie” consideren sus invitados y, si son “buenas marcas”, mejor.

-Aunque no se integra en la Asociación de Peñas Mateas, mantiene estrechas y cordiales relaciones con ella, contribuyendo económicamente cuando se le ha solicitado, como ya ha  ocurrido en más de una ocasión.

-Especialmente estrechas son las relaciones con la Peña “Enemigos del Agua”  -que nos visita  todos los días con su  magnífica charanga-,  “Botes”
-por afinidad con sus miembros- y “Los Canónigos” y “El Burladero” -por razones de vecindad y dejarnos la sal y esas cosas.

-Son magníficas las relaciones con peñas de otras ciudades, especialmente con “Los Marinos”de Teruel -que supera los ochocientos cincuenta miembros- y “Euqor” de Calatayud -considerada la más coqueta de todo Aragón.

-En las Vaquillas del Santo Ángel Custodio de Teruel, la Peña El Mandil es toda una institución. Aunque reducida, se deja notar y pocos turolenses no conocen a “los de Cuenca que llevan un delantal”.

-A pesar de su ‘repelús’ a todo lo oficial, la Peña El Mandil se ha visto honrada con la designación de tres pregoneros y un cartelista, contando además con tres concejales portadores del Pendón cuando fueron los más jóvenes de su Corporación.

-En 2006, el Director de la Banda de Música de Cuenca, Maestro Juan Carlos Aguilar Arias, compuso un pasodoble titulado “Peña El Mandil”, dedicado a ella. José Luis Lucas Aledón compuso la letra.

-Otro querido músico, el profesor Oscar Contreras, compuso unos años antes otro pasodoble titulado “Ojoperdiz”, dedicado a uno de los miembros de la Peña: Rafael Torres “El Chory”.

-Su único y exclusivo fin es el cultivo de la amistad entre sus miembros e invitados. No tiene estatutos ni norma reguladora alguna, salvo la costumbre por todos aceptada.

 

-¿Cómo funciona la Peña, y tan bien? 
Pues como no puede ser de otra manera: de milagro.

-Su organigrama no puede ser más sencillo: todos los miembros, a excepción de dos, son Presidentes. A tres de éstos se les considera Fundadores, actuando uno de ellos, además, como Secretario. Los miembros no Presidentes son los dos Ministros: el Tesorero y el Intendente.

-Cada uno de los miembros tiene asignada una función específica de la que responde con su pellejo, salvo los Señoritos que no tienen ninguna. A éstos últimos les corresponde proveer de buenos puros cubanos al resto.

-Asistiendo a los miembros, la Peña cuenta con un “Chef” de cocina: Pedro Yuste; dos Pinches: Paco Jorguines y Potoño; y dos asistentas. Julio Almendrita es, además de Comodín para todo, el encargado de tirar todos los años el cohete.

-A todos estos hay que añadir una ingente multitud de invitados que suele variar poco de un año a otro. Aunque no sean miembros, se les puede permitir vestir el mandil, como prueba de deferencia y hospitalidad por su presencia con la que honran a la Peña.

-Para entrar en la Peña es imprescindible el acuerdo unánime del resto, no pudiendo inscribirse hasta fallecimiento o baja de alguno de los inscritos.

-Todos los acuerdos se adoptan por unanimidad, por lo que de presumirse el desacuerdo de alguno, se procura no avisarle cuando se va a adoptar, o, si está presente, ponerle un bozal. También puede negociarse su asentimiento mediante oportuno chantaje antes de verse obligada la Peña a medidas más drásticas como acudir a los tribunales o a las armas de fuego.

-Hay, además, de los inscritos, dos miembros “in pectore” cuyo nombre no puede revelarse y solo conocen uno de los Presidentes Fundadores y el Tesorero. Participan esporádicamente en la Peña, camuflados entre los invitados, contribuyendo económicamente como socios de pleno derecho que son.

-Muchos otros detalles y curiosidades son de la máxima reserva, y los inscritos podrán acceder a ellos introduciendo convenientemente su código secreto en la “web” de la Peña.

-En resumen, una maquinaria perfecta, con multitud de engranajes que funcionan con la precisión de la mejor relojería suiza.

 

Programa de mano: 2008

Programa de mano: 2009